¿Qué es un coño formidable?


Para algunos resulta bastante difícil definir lo que es un coño formidable, para otros no pasa de ser una frase con explícitas connotaciones sexuales, para ciertas personas se trata de una inocente frase exclamatoria.
Para mi la cuestión es bastante sencilla, este blog es un coño formidable porque habla de coños formidables y de cosas que no son coños formidables en lo absoluto.
Hazla... opina, da palo, haz mierda, felicita, lo que sea, pero hazla.

10 de agosto de 2008

UN DOMINGO DE MIERDA o LA BIBLIOTECA DE LA DEMOCRACIA

No pudiendo escapar del tema electoral, comparto con Uds. esta verídica y peculiar anécdota, la cual enlaza de forma perfecta y ordenada a las estanterías con la democracia, haciendo que la existencia de una dependa de la otra, una dependencia formidable.

En cumplimiento con los derechos y obligaciones vigentes en nuestro país, asistí al evento electoral que se desarrollaba el 10 de agosto del presente año. Después de realizado el "acto" y al salir del reciento electoral que me correspondía, dio la casualidad de que me encontré con un conocido mio el cual cumplia con la tarea de ser jurado. Después del acostumbrado saludo y dentro de las habituales charlas que sostenemos, él me confesó (no sin cierta molestia) que una costumbre suya en los días de elecciones era la de ordenar su biblioteca, rito que no pudo llevar a cabo en esta ocasión por cumplir con el elevado deber de hacer que los votantes sumerjan su meñique en un frasquito de tinta sucia para posteriormente ofrecerles un pedazo del papel higiénico más ordinario de todos los tiempos.

Con esta idea en la cabeza, llegué rápidamente a mi buhardilla y empece a escribir el presente artículo. Conozco la biblioteca de este sujeto y puedo afirmar, sin miedo alguno a equivocarme, que su biblioteca es sin duda una de las más ordenadas que he conocido. Los casi 400 libros se encuentran dispuestos en orden alfabético, cuidadosamente acomodados en firmes estanterías de roble y libres de polvo, luces intensas, líquidos peligrosos o molestas corrientes de aire. Ocupan un lugar importante en la habitación y aportan mucho al decorado y equilibrio del susodicho cuarto, logrando que la pieza sea más acogedora y cómoda.

Bueno, el punto es que el prolijo orden de esta biblioteca, creo yo, NO se debe a la pulcritud y dedicación de este compañero mio, sino al elevado número de elecciones realizadas en los últimos años en nuestro país. Veamos, desde que la democracia se reinstauró en el país se registraron 18 procesos electorales en 23 años, de los cuales 6 comicio se realizaron en los últimos 4 años, convirtiéndonos, (sin lugar a dudas), en un país donde el voto es el último grito de la moda, está "in", y los que no votan o no les gusta la idea, son "nacos".

Lastimosamente para mi amigo, este año él perdió la única oportunidad que se le presentaba para poder ordenar su emblemática y simbólica biblioteca, la cual, desde el día de hoy, para mi no sólo es una representación de un fino gusto por la lectura, sino que es una muestra clara de que la democracia realmente pegó fuerte en nuestro país y que por el momento estamos a salvo de dictaduras o regímenes de cualquier índole. Es por eso que en mis próximas visitas a la citada biblioteca pondré más atención en el orden que pueda existir en ella, puesto que en el momento en que me percate de que los tomos han dejado de estar clasificados alfabéticamente, o esten cubiertos de telarañas o comiencen a yacer apilados en el piso, me preguntaré si realmente vivimos en democracia o es que hay una nueva forma de gobierno en mi país y yo no me enteré por perder mi tiempo visitando continuamente la emblemática "Biblioteca de la Democracia", que es como llamaré desde el día de hoy a ese grupo de maderas y libros tan significativo y relevante.