¿Qué es un coño formidable?


Para algunos resulta bastante difícil definir lo que es un coño formidable, para otros no pasa de ser una frase con explícitas connotaciones sexuales, para ciertas personas se trata de una inocente frase exclamatoria.
Para mi la cuestión es bastante sencilla, este blog es un coño formidable porque habla de coños formidables y de cosas que no son coños formidables en lo absoluto.
Hazla... opina, da palo, haz mierda, felicita, lo que sea, pero hazla.

20 de noviembre de 2008

Fuck you sunday!!!


Por alegre que sea la existencia, siempre hay algo que toca las más delicadas fibras de humanidad que aún nos queda a algunos de nosotros. Ese algo, vil y desolador, es el día domingo.

¿Cuál es el peor día de la semana? Algunos dirán que el lunes (los oficinistas), otros dirán que el domingo (los ateos), unos pocos que el martes (los nabos, que ni imaginación tienen para elegir un día de la semana). En este sentido, me uno a los ateos, y no por afinidad de pensamiento (o sea, si pero no), sino porque creo firmemente que, de lejos, el domingo es el peor día de la semana.

Para empezar, el chaki jode. En los últimos tiempos soy víctima de una resaca colosal, a tal punto que me va peor cuando duermo algo durante la noche, que cuando no duermo ni mierda, y ni que decir de los malestares digestivos, oh my fuckin god!!! El estertor es inhumano.

Bueno, si pasé la noche en mi casa, seda, sólo hay que incorporarse y reintegrarse a la sociedad. Pero cuando la joda impidió que regrese a mi home sweet home, es cuando el calvario comienza. El hecho de regresar a mi casa a mediodía, con el sol en pleno cenit, una sed y hambre de mierda y de paso tener que caminar (o buscar tacho) para regresar al albergue paterno, no jala. Además, ver a toda esa gente apurada por llegar a sus respectivos cultos (misa, misa negra, KKK, rally nazi, etc) me molesta en lo más profundo, no por el hecho de que asistan a sus mierdas, sino por las miradas que le pegan a uno. Es cierto, ando con cara de hecho culo, una pinta de amanecido total y sabrá dios qué misteriosos olores impregnados, pero eso no les da el derecho de escanearme de esa forma. Nada carajo.

Aunque estos verificables hechos puedan parecer los de cualquier ordinaria farra/joda, las consecuencias se magnifican cuando se registran en domingo.

Nunca hay comida en domingo. Algo extraño sucede que ese día no hay una puta galleta de agua que comer, ¿refresco? Ni para muestra. Lo peor es la tarde. Ver TV, alguna peli o huevear en Internet son actividades que requieren el mínimo grado de concentración, aspecto totalmente inexistente durante la tarde de ese maldito día. Leer resulta absolutamente imposible. Entonces lo que resta es socializar. La primera opción es la pareja/date/crush/media naranja/peor es nada/cortej@/cuerno. Deli pasar el domingo trancando con tu negr@, del carajo, pero, ¿y si no hay negr@? Ahí es donde aparecen los amigos de domingo que se encuentran en las mismas que uno.

La huevada de estos cuates es que a veces ellos están más cagados que uno, entonces sólo queda convertirse en pañuelo del otro; todos sabemos que el domingo de mierda trae consigo una melancolía casi inexplicable. También están los que quieren seguir doblando el codo, y una chela se convierte en 2, en 3, en cuba libre personal, en cuba de medio litro, en cuba de litro y chau, Mulas otra vez. Aunque la cogorza dominguera puede ser divertida, la resaca de lunes es mucho, mucho peor que la estandar de domingo. Claro, también puede ocurrir que el ocasional compañero de domingo traiga frescos chismes de la noche anterior, dando palo, sacando a relucir trapos sucios propios y extraños, recuentos de daños o el tan popular y siempre agradable incremento de prontuarios.

“¿Y por qué no duermes?”, dirá algún incauto. Yo no puedo, me emputa. Es por eso que me busco actividades domingueras alternativas, las cuales recorrieron varios rubros, desde comer helado hasta jugar monopolio. Pero absolutamente nada pudo quitarme esa moleta sensación de que el fin de semana acabó. Estoy seguro que este sentimiento no sólo me afecta a mí, conozco a varios congéneres que experimentan los mismos o parecidos síntomas. Es más, sólo basta caminar por la Pérez a eso de las 18:00 del fatídico día. La amargura del inminente comienzo de semana se refleja en las miradas ajenas, en cada niño, en cada anciano, en cada platillero de comparsa que anda perdido, en cada cholita que acaba de encontrar a su marido perdido días atrás, en cada carterista, etc.

Es que el domingo es el fin, el fin del fin de semana. Faltan por lo menos 3 días para que la semana tenga sentido, para olvidarse de responsabilidades y obligaciones. Y esto pesa para todos, si volvemos líneas arriba, pareciera que trancar es la solución al domingo, pero ni eso evitará que pronto sea lunes y la rueda gire de nuevo.

Tener la seria duda si los recuerdos de la noche pasada son eso o simples divagaciones o tal vez sueños. Revisar la billetera y darse cuenta que 100 pesos ya no son nada en estos días (si es que todavía se tiene la billetera), revisar el registro de llamadas del celular y esbozar una intrigante sonrisa o maldecir en 2 o 3 lenguas (si es que todavía se tiene el celular), recibir misteriosas llamadas de números desconocidos, y por ende, gente desconocida… todos estos hechos son pruebas fehacientes de la podredumbre del domingo, y eso que no he tocado ciertos temas sórdidos de los cuales podría escribir mucho más, pero que no viene al caso pero que todos se los imaginan.

Maldigo al domingo, puto día de mierda. El que piense distinto, que se pronuncie.

5 comentarios:

mirodilla dijo...

nunca pensé que me identificaría tanto con tus quejas del domingo...
una fácil manera de no aborrecerlo tanto es no estar de chaki, así aprendí a no odiarlo, descansar con tu pareja había sido lo mas divertido de este día!

EL CHINGA dijo...

Totalmente d acuerdo Mirodilla (o tu rodilla, segun)... coincido en q es lo recomendable es la joda d pareja... pero el chaki tiene q estar presente nomas, no qeda d otra.

seba dijo...

El domingo es como el oso, mientras más feo más hermoso.

Por lo menos así pienso yo desde la cueva esta de mierda.

Cotton candy and ass.

EL CHINGA dijo...

habria q diferenciar q clase d oso, puesto q el oso d bosq (todo rural y malhumorado es, en efecto, tan hermoso como feo nacio), en cambio, el oso d comparsa (el oso dl diablo) es un personaje alegre in extremis, digno d ser inmortalizado en cera o marmol, o al menos en guano o miga d marraqeta

dani dijo...

definitivamente de acurdo es un dia de muerte en vida, dia de familias, hogares pajeros y pajeras y parejas del orto...lo odio