¿Qué es un coño formidable?


Para algunos resulta bastante difícil definir lo que es un coño formidable, para otros no pasa de ser una frase con explícitas connotaciones sexuales, para ciertas personas se trata de una inocente frase exclamatoria.
Para mi la cuestión es bastante sencilla, este blog es un coño formidable porque habla de coños formidables y de cosas que no son coños formidables en lo absoluto.
Hazla... opina, da palo, haz mierda, felicita, lo que sea, pero hazla.

20 de noviembre de 2008

NOTAS SOBRE EL AUTOR


Siempre es agradable escribir sobre alguien que conoces, contar a los demás cómo ves y qué te produce esa persona, ya sea su presencia, ausencia, forma de expresarse, actividades, malas costumbres, lenguaje, pinta o tantos otros detalles. Es por eso, que mi amigo, ¡cuál amigo!, mi hermano, el Pigamalión de mi mente, el distinguidísimo Álvaro Nuñez M. (otrora némesis irreconciliable), se dignó a escribir sobre mi. Juzguen Uds. si lo aquí escrito es verdad o ficción, lo verdaderamente cierto es que se le agradece encarecidamente al Titus por su aporte a UN COÑO FORMIDABLE.


Satisfacción pública (Una cortés farsanteada, a modo de marco conceptual)

Hace bastante tiempo he podido evidenciar que el procreador de este blog se ha dado a la tarea de ensuciar mi nombre con una serie de mentiras deshonrosas y completamente ajenas a la verdad. Lamentablemente no podemos decir que el procreador de tales falacias lo haya hecho al fervor de alguna copita de coñac o de algún momento de furia, por el contrario se ha dado a la tarea sistemática, ordenada y corrompida de hablar a destra y sinistra mal de mi persona, por lo cual y en un mínimo acto de reivindicación se me ha permitido expresar unas cuantas líneas sobre este nefasto personaje que no conforme con perturbar la mente de propios y ajenos se ha encaramado en la aventurada faena de poseer, cual macho cabrio, el espacio weberiano.

Miguel es un hombre de contextura mediana, su físico no nos muestra ninguna seña de cuidado, al contrario se evidencia un cuerpo entregado al goce de la noche, a la vida desprolija y a la alimentación gaseosa. Las múltiples mutilaciones que ha cultivado metodológicamente son fruto de un disipado amor propio y la incapacidad de distinguir el peligro. El evidente exceso de turrón ha terminado por destruir la flora intestinal, un cuadro clínico espeluznante considerando que Ian acaba de cruzar los 32 años de existencia.

Miguel supo ser un niño intimidado por la noche, la oscuridad lo mantenía quieto. Pasó la mayoría de sus noches de infancia bien cubierto por sendas frazadas que calmaron el frío y su petrificado cuerpo tieso por el miedo.

En esta práctica comenzó a cultivar la lectura, única virtud hasta ahora plenamente reconocida. Así fue que su mente -mas no su cuerpo- salieron a pasear por los jardines de Salgari, el Principito, Oscar Wilde, Edgar Allan Poe, Ian Fleming y muchos otros que construyeron un ser lúgubre que todas las noches añora volver debajo de las frazadas.

Miguel ha sido un incansable adjetivador (si cabe el adjetivo) sin pelos en la lengua, Gordo se ha entregado al placer de valorar todo, odiar con todas sus fuerzas, fortaleciendo su compromiso de no quedar indiferente con nada.

Miguel en sus años universitarios inquieto por las particularidades de su ciudad se dio a la tarea de investigar la decoración de los minibases comparandola con lo Kisch, adjudicando la condición de arte a la decoración popular de cientos de minibuses que no dejan espacio sin sticher ni pie con bola.

Miguel no es sólo carne y hueso, también ama, ama el alcohol y lo hace como pocos hasta las últimas condiciones, hasta perder el glamour, el sentido, la billetera y alguna que otra amistad.

Mas allá de los engatusadores encantos de este muchacho novel sopocasheño encontramos un ser humano inmerso en medio de la naturaleza, amante desenfrenado de su mascota, Perla, a quien dedica sus escuetos momentos de ternura, casi otorgándole un grado inusual de humanidad.

Quiero entender a Jean Pierre como un hijo de su época (Post 21060) un heredero de muchas frustraciones nacionales y desengaños ideológicos, de la extraviada buena música en los noventa, de los excesivos colores de la televisión, del desgaste de la avenida ecuador por el micro 2, del pervertimiento gradual de la Av Belisario Salinas, de la repartija de pegas, del paso del Kitased al Pilfrut, de la muerte de Diana y el nacimiento de Elena y la perdida irreparable del oriente boliviano.

Ian seguirá incansable, como la revolución, hombre entregado a si mismo, no dejara la oportunidad de congraciarse con las cultas esferas de nuestro Shuquiago Marka. En sus cientos de horas libres pegado al ordenador ha decidido inaugurar, con bombos y platillos, “Un coño formidable” un exitoso espacio de reflexión mostrándonos, cual buscapiques, su poder literario y su visión pesimista de este mundo desalmado.

Para culminar quiero decir que quien no tiene el gusto de conocer al dueño de este blog se pierde de una experiencia por lo bajo estranguladora y fascinante.


Un saludo fraterno

Titus

5 comentarios:

EL CHINGA dijo...

La única aclaracion que me veo obligado a hacer es q no tengo 32 años carajo!!!

G.I. Joe dijo...

Quien se fija en la edad. Yo añadiría algunas cosas acerca del Shan Clo, ya que estamos hablando de él:
- Es junto al Titus, quien diría, de las personas que más apodos tiene en la ciudad: Renguel, Zenga, Gordo, María, Jean Pierre y N, son algunos que en este momento recuerdo. (También el Ricardo Carreño es de los mil apodos, pero ya no es de aquí).
- Es un tránsfuga incorregible (y mejor no hablar de fútbol): de chiquito era del MNR, de ahí se pasó a la Falange (en lo más oscuro de sus años universitarios), de ahí a PODEMOS, y ahora se dice miembro del partido demócrata de EE.UU.
- Tiene 32 años (¡coño!).

Anónimo dijo...

El juan es como Mao.
Es de otra clase y le encantan cosas que también son bien de otra clase.
Por lo demás ni idea. Ni lo conozco pero sé que esa no es su cara.
seba

EL CHINGA dijo...

SIn duda, G.I Joe (más conocido como chancho o checho o ramiro o rambo o patricio o pollo, entre otras cosas) es el epitome d la mentira y del falso testimonio, esto demostrado en el post q el deja lineas arriba... un falacidad!!!

suki dijo...

Yo solo diría que no tenga la torpeza el Ian de olvidar a su Dios... muy azul, pero Dios!! o no hermano