¿Qué es un coño formidable?


Para algunos resulta bastante difícil definir lo que es un coño formidable, para otros no pasa de ser una frase con explícitas connotaciones sexuales, para ciertas personas se trata de una inocente frase exclamatoria.
Para mi la cuestión es bastante sencilla, este blog es un coño formidable porque habla de coños formidables y de cosas que no son coños formidables en lo absoluto.
Hazla... opina, da palo, haz mierda, felicita, lo que sea, pero hazla.

20 de noviembre de 2008

CAZANDO A LENNON


Siempre es bueno ver una película a sabiendas de que va a ser mala, de esa forma podremos recomendar a nuestros seres queridos que no la vean. Lo irónico del caso es que el simple hecho de andar divulgando lo mala que es tal o cual película, produce que los receptores de nuestra opinión acaben viendo el susodicho film.


Recién iba a ser medianoche y para variar no tenia el más mínimo atisbo de sueño o cansancio. En medio del raudo zapping en el que me había sumergido, la imagen de unos campos de centeno me detuvo violentamente, de inmediato 5 palabras acudieron a mi mente: The catcher in the rye.

Una lacónica voz en off masculina parecía apoyar mi hipótesis, de repente, escuché claramente el nombre del antihéroe: Holden Caulfield. No había duda, esta peli tenía que ser la adaptación de El cazador oculto, de J.D. Salinger.

Pero no. En la siguiente escena aparece un tipo gordo, caminando por un parque (Central Park, asumí), presa de sus delirios y rememorando a Caulfield. Observo con detenimiento y me doy cuenta que el tipo en cuestión es Jared Leto ataviado con un oscuro sobretodo, un sombrero ridículo, unas gafas nada distinguidas y una pronunciada panza.

La película en cuestión se llamaba Chapter 27, un drama basado en un hecho bastante real: el asesinato de John Lennon a manos de Mark Chapman. Esta movie narra, desde el punto de vista de Chapman, el delirio y obsesión del que fue presa este sujeto durante los 3 días anteriores a la muerte del ex – beatle hasta el crimen como tal. ¿Por qué se llama Chapter 27? El libro de Salinger tiene 26 capítulos, saquen su conclusión.

Como es de conocimiento general, Chapman, al momento de asesinar a Lennon, se encontraba en el epítome de la obsesión con el personaje creado por Salinger: Holden Caulfield, hasta el punto de creer ser el mismísimo Caulfield.

¿Quién, en su momento, no se identificó de alguna manera con Caulfield? Crítico, descontento, cínico, desconfiado e inconforme son algunos adjetivos que se ajustan a este adolescente ficticio. Pero no todos los que leyeron The catcher in the rye, al concluir su lectura, salieron a la calle, esperaron 3 días y mataron a alguien famoso sólo por el hecho de creerse el personaje del libro. Chapman cometió uno de los asesinatos más sonados y sentidos de los últimos 30 años y me pregunto si alguien, de alguna forma muy particular, se identifica con él.

Chapter 27 es de esas pelis para pasar el rato y después morir, no sólo porque el final está cantado, sino porque simplemente se trata de retratar a un burdo asesino, enfermo e intrascendente. Las alusiones directas a El cazador oculto y a su protagonista, simplemente refuerzan esta imagen.

Encontré una crítica a la actuación de Leto que reza de la siguiente forma: “Chapman es retratado en detalle por Leto como una suerte de camaleón humano, una especie de ameba emocional que toma el color de lo que la rodea”. ¿Una ameba emocional? ¡Ah no!

Resumiendo, Chapter 27 no jala, la hora y media que se pierde viéndola puede ser mejor invertida leyendo El cazador oculto. Una novela que, indiscutiblemente, es UN COÑO FORMIDABLE, pero una peli, que a fin de cuentas, es una mierda de mierdas.